Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

Afilan navaja próximos diputados

 

Los diputados federales electos del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) se reunirán este lunes en la Ciudad de México para afinar lo que será su estrategia legislativa a partir del ya muy próximo mes de septiembre, cuando se instale la nueva Legislatura Federal.

Morena será mayoría en el recinto de San Lázaro y desde ese espacio se prevé que trabajen en dos sentidos principales, el primero será acompasar todas las necesidades de reformas y adiciones a leyes y ordenamientos de carácter nacional para aterrizar todas las propuestas y ocurrencias de Andrés Manuel López Obrador.

En cosas serias, van por la creación inmediata de la Secretaría de Seguridad nacional, prioridad para el gobierno del tabasqueño, pues además de necesitar esa cartera para el ex secretario particular de Luis Donaldo Colosio, todo lo que emprendan en esa materia, seguridad pública, será a partir de la nueva conformación de la dependencia.

Diputados federales de Morena acuerdan este lunes su agenda Legislativa.

Ayer se anunciaba el regreso a las filas policiacas de aproximadamente 5 mil efectivos que hasta este momento trabajan como escoltas de diferentes funcionarios de la administración de Enrique Peña Nieto, de los cuales una gran cantidad, por cierto, laboran en casas del Estado de México donde personajes como Luis Videgaray, Luis Enrique Miranda Nava o Gerardo Ruiz Esparza los utilizan como artículo decorativo en sus respectivas casas, tanto para ellos como para esposas e hijos.

Esa comodidad quedará superada en el futuro cercano, por lo que habrá que ver cómo le van a hacer esos personajes para suplir la presencia de tantos guaruras que todas las mañanas les abren paso en la autopista México-Toluca, por donde circulan incluso en el acotamiento, pues los señores son tan “importantes” que por supuesto no pueden esperar a que el tránsito vehicular fluya como cualquier ser mortal de este planeta.

Otra prioridad para los diputados federales de Morena en la próxima Legislatura federal será las modificaciones necesarias al Presupuesto de Egresos de la Federación, donde vendrán recortes económicos muy importantes al gasto de todas las dependencias federales, representaciones de las mismas en todos los estados del país, y también a los programas que éstas desarrollan hasta el momento.

Entre las modificaciones más importantes se incluye el plan de “descentralización” anunciado por el Presidente Electo de México para enviar a diferentes entidades del país las dependencias federales que por años se ubicaron en la Ciudad de México, de modo que muchas, como la Secretaría de Educación Pública, cambiará de domicilio a Puebla, o la Secretaría del Medio Ambiente que pretenden llevar a Quintana Roo, entre otros muchos cambios.

En materia de programas federales ya se ha hablado mucho sobre los “súper-coordinadores” estatales que tendrá el gobierno de Andrés Manuel López Obrador en los estados del país, los cuales, primero, sustituirán a los muchos delegados que cada dependencia federal tiene hasta el momento y, segundo, harán las veces de “virreyes” para operar todo el dinero federal en las entidades del país.

Para el caso de los mexiquenses, será la maestra Delfina Gómez Álvarez, ex candidata a la gubernatura del Estado de México, y actual senadora electa, quien sea la responsable de todos los programas federales en esta entidad, por lo que cualquier necesidades tendrá que verse ahora directamente con quien no llegó a la gubernatura mexiquense por votos, pero que en unos días más ocupará un cargo por lo menos financieramente más importante, pues para que camine cualquier cosa que tenga que ver con la administración pública federal será ella y solamente ella la que diga si procede o no.

Desde la Legislatura federal también se prevé que los diputados de Morena aprieten, todavía más, al gobierno de Alfredo del Mazo Maza, al cual por supuesto que le van a contar cada peso que le autoricen en el Presupuesto de Egresos de la Federación, mismo que seguramente vendrá con recortes muy importantes para mantener al mandatario mexiquense “a raya” y permanentemente solicitando la gracia de la maestra Delfina Gómez Álvarez para que avance cualquier proyecto, obra o programa.

Es ahí donde la administración de Alfredo del Mazo Maza tendrá que demostrar con creces su capacidad de administración, pues los pocos pesos que tendrá a su disposición serán a partir de la capacidad de cobro de impuestos y derechos, lo cual no ha sido hasta el momento una de sus principales características, pues, de serlo, ya hubieran por lo menos resuelto el enredado problema financiero que registra el sector Salud de la entidad.

Finalmente, dentro de las prioridades legislativos de los diputado federales electos de Morena está la modificaciones a leyes que harán lo más pronto posible para el combate a la corrupción, asunto que verdaderamente rechina en suelo mexiquense, pues ese misil tiene una dedicatoria mexiquense muy grande.

Se prevé que, una vez creado el marco legal respectivo, uno de los principales objetivos de la renovada política anticorrupción vaya enfilada precisamente a la revisión de cuentas de administraciones estatales anteriores, en las que destaca la de Eruviel Ávila Villegas, a la cual ya le tienen preparado un gran expediente en la Auditoría Superior de la Federación, el cual podría detonar en el mega-escándalo del sexenio naciente, así como en su momento fue La Quina o la misma profesora Elba Esther Gordillo.

Dicen que por algún lado tienen que comenzar, y el Estado de México, por el tamaño del volumen presupuestal y por la cantidad de irregularidades detectadas hasta el momento en las primeras revisiones a las cuentas públicas, podría ser el mejor botón de muestra para comenzar a dar resultados en materia de combate a la corrupción.

Hay que recordar cuántas veces repitió Andrés Manuel López Obrador que el combate a la corrupción tenía que ser una prioridad nacional para hacer que otras cuestiones funcionen bien, y créanme que el Estado de México representa un gran objetivo, tanto por el tamaño de cosas ya descubiertas en el manejo de los recursos públicos federales, como es el caso del dinero del programa Seguro Popular, que en la entidad mexiquense no aparece por ninguna parte, así como por lo estruendoso de los nombres que aquí podrían implicar, lo que daría al gobierno morenista una muy buena oportunidad de lucimiento ante el electorado del país, con un algo así como “nosotros sí cumplimos”.

 

Mala ortografía, pésima matemática

 

Recientemente nos dimos cuenta que eso de la ortografía es algo que no se le da mucho a la titular de Seguridad del Estado de México, Maribel Cervantes Guerrero, y su equipo de colaboradores, pero más allá de esa pifia que les costó echar a perder el anuncio del Ejecutivo estatal de la mejora salarial para los policías, ahora resulta que tampoco se les dan muy bien las cuentas.

Y es que las patrullas que según esto compraron para reforzar el sistema de vigilancia parece que presentan problemas, más allá de los ortográficos, ahora en materia de números.

Circula entre los empleados administrativos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México información muy seria que valdría la pena que las autoridades responsables de las funciones de contraloría revisaran, pues, dicen los que saben, que el negocio de las patrullas solo fue benéfico para un selecto grupo.

Además de errores ortográficos, parece que hubo errores en los números de las patrullas recién entregadas a la policía mexiquense.

Como el cuento es demasiado largo, me limitaré a comentar que, según la información disponible, se trata de patrullas adquiridas con sobreprecio, equipadas con sobreprecio, rotuladas con sobreprecio –incluyendo las faltas de ortografía—y administradas con sobreprecio.

Las cuentas no cuadran en la Secretaría de Seguridad en materia de adquisiciones, pues según la cifra que se invirtió se obtuvieron menos unidades que si cualquier ser humano con dinero hubiera ido a la concesionaria respectiva a adquirirlas, y lo mismo sucede en materia de equipamiento, el cual, aseguran, además el limitado, y hasta en la rotulada, a no ser que hayan dado más caro ese rubro por aquello de que le pusieron acentos de más.

Incluso, si se revisa, las famosas patrullitas no fueron compradas a ningún proveedor del Estado de México, el negocio lo hicieron fuera de esta entidad, por lo que implicó el traslado de las mismas unidades a suelo mexiquense, lo que, para no fallar, encareció el negocio en contra de las finanzas de la Secretaría de Seguridad Pública.

Es cierto que no se le puede pedir demasiado a un policía en eso de la materia financiera, pero se supone que ahí, en la Secretaría de Seguridad, opera un gran equipo de “asesores financieros”, los llamados “norteños”, provenientes de Monterrey, Nuevo León, que se las dan de expertos en todo lo que tiene que ver en manejo de dinero, lo cual no ha quedado muy claro si para bien de la dependencia, o para el propio.

 

Imagen apagada

 

El fin de semana tuvimos la oportunidad de conversar con algunos de los miembros del equipo de Comunicación e Imagen responsables de la “despedida” del Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, quien entró a los últimos 12 días de promoción de los “logros” de la administración federal, de cara al sexto y último informe de labores que presentará antes de entregar la banda presidencial al licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Llama poderosamente la atención el tono con el que el propio Presidente de la República arrancó esta fase de su gestión, con algo así como una “disculpa” a los mexicanos por lo que no se hizo y por lo que se hizo mal.

La entrevista que Enrique Peña Nieto ofreció al noticiario nocturno más visto del grupo Televisa fue algo muy diferente a lo que los mexicanos estábamos acostumbrados, pues además de un “mea culpa” a nivel nacional, y en horario estelar, pudimos apreciar a un Peña Nieto francamente cansado de remar contra corriente.

Sin embargo, en los spots producidos con motivo del sexto informe, la estrategia parece más dirigida a un torpedeo de cifras que nadie entiende bien, porque es imposible que en 30 segundos alguien pueda captar y razonar número tras número que se intenta sobreponer como si en realidad fuera mucho lo que se hizo a lo largo de los seis años de la saliente administración federal.

En Los Pinos opinan que la imagen política de Alfredo del Mazo no «brilla».

Pero el esfuerzo no es malo, quizá mal hecho, pero eso sí,  muy intenso, hasta pareciera que se intenta hacer saber a los mexicanos lo que nunca se les informó en los últimos seis años, lo que puede ser un ejercicio incluso riesgoso en materia de imagen pública.

Pero precisamente los mismos especialistas que ahora intentan “fortalecer” la imagen pública del presidente Enrique Peña Nieto, externaron su inconformidad con el manejo de la imagen que se hace del principal baluarte político que le queda al Partido Revolucionario Institucional en este país.

Consideran que Alfredo del Mazo Maza es actualmente algo así como una “joya desperdiciada”, pues no obstante que debería ser quien más brillara en el espectro nacional dentro de las figuras políticas del PRI, resulta que apenas y aparecer en el ambiente.

De acuerdo con los indicadores que tanto les gustan a los “genios” de la comunicación, el personaje más visto a través de los medios de comunicación del país es actualmente Andrés Manuel López Obrador, y por mucho, casi con la misma distancia que ganó las elecciones del 1 de julio con relación a sus más cercanos perseguidores.

En segundo lugar se ubica el todavía Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, más o menos a unos 28 puntos de distancia del puntero, a pesar de la lluvia de spots que se desató con motivo del sexto informe, lo que esperan que logre reducir la brecha con el político tabasqueño.

La lógica indicaría que Alfredo del Mazo Maza luchará por el tercer lugar nacional en ese ranking, por ser la potencialmente máxima figura política que le queda al PRI a nivel nacional. Pero no es así, lamentablemente el gobernador mexiquense aparece en ese espectro en la posición número 14, muy alejado de la punta en cuanto a imagen pública.

Quienes saben de eso atribuyen este lamentable resultado en materia de imagen pública a un manejo ineficiente de su actividad gubernamental y a un perfil excesivamente  bajo en materia de presencia en medios.

Incluso el comentario mala leche en Los Pinos es que la única noticia que Alfredo del Mazo fue capaz de dar a nivel nacional en los últimos días fue precisamente la que se generó por los fatales errores ortográficos en las patrullas que entregó recientemente en Toluca, tema que incluso se “viralizó” en redes sociales de internet, pero que de modo alguno puede ser considerado como “logro de comunicación”.

Desde Los Pinos ver con demasiado escepticismo lo que hace a la imagen pública del gobernador mexiquense, lo que incluso los tiene muy preocupados, pues consideran que de no consolidarse la imagen pública del gobernador mexiquense, no solamente se pone en riesgo la continuidad política del PRI en el Estado de México, sino que podría tratarse del primer paso para la extinción de la influencia política del tricolor a nivel nacional.

Los muchos sondeos que practican los asesores de imagen de Los Pinos refieren secamente que al mandatario mexiquense, al menos en estos momentos, no lo conocen más allá de La Marquesa, y mucho menos más allá de los límites territoriales del Estado de México. Preocupante.

 

La última y nos vamos…

 

Con la instalación del Órgano Electoral Independiente se pondrá en marcha esta semana el proceso de sucesión en la dirigencia del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), que agrupa, se supone, a más de 85 mil profesores de la entidad.

El actual secretario general, Abraham Saroné Campos, sufrió un grave desgaste político a raíz de la pasada elección estatal, donde compitió como aspirante a una diputación, por el PRI, la cual perdió como la mayoría de los del Revolucionario Institucional frente a la ola de Morena.

Hay quienes consideran que Saroné Campos no tiene ya ningún control sobre la estructura política del sindicato, por lo que podría sufrir la primera derrota del aparato oficial de los profesores mexiquenses en una elección interna, lo cual no sería rato en estos tiempos de la “renovación” de estructuras, pero sí tendría consecuencias muy delicadas para la relación con la estructura gubernamental.

La “gallera” está muy alborotada en la base magisterial, pues muchos han entrado prácticamente en rebeldía ante un sindicato muy identificado con el priismo, al cual, por los actuales tiempos políticos, consideran “pasado de moda” y en franca extinción.

Abraham Saroné Campos ¿perdió el control del SMSEM?

Otro factor que está influyendo de manera muy peligrosa es la cada vez más sonada declinación de la reforma educativa, eso que costó tanto trabajo hacer que penetrara entre los maestros, pero que finalmente nunca ha sido aceptada del todo, pues siguen siendo muchos los que la ven más como una maniobra de tipo laboral que algo que verdaderamente vaya a componer las cosas en materia educativa.

Por ello es tan significativo lo que pase en la elección interna del Sindicato de Maestros del Estado de México, pues si logran imponer nuevamente un proceso cerrado, casi de dedazo, podría interpretarse como un golpe de timón en el oficialismo para salvaguardar lo poco que queda de esa estructura.

De no lograrlo, habría que prepararse para ver una nueva forma de sindicalismo entre los profesores mexiquenses, quienes representan una de las más importantes estructuras políticas de esta entidad, capaz y suficiente para revertir cualquier movimiento radicalista y quizá desde ahí podría componerse el panorama para el PRI y para el debilitado aparato oficial emanado del tricolor en el Estado de México. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.