VISIÓN PUNTUAL

Por: José Contreras Contreras

Adiós Eruviel

Este lunes comenzó oficialmente la despedida de Eruviel Ávila Villegas de la gubernatura mexiquense. Lejos de irse calladito, como había ocurrido en sexenios anteriores, Ávila Villegas inauguró ayer un nuevo estilo, el cual debe destacarse porque lleva intrínseco un principio de agradecimiento.

El todavía mandatario mexiquense por los próximos diez días encabezó reuniones con empleados del sector educativo mexiquense, tanto estatales como federales, luego con los delegados de las dependencias federales que actúan en suelo mexiquense, más tarde con diputados federales y senadores, para concluir con personal adscrito a la Secretaría General de Gobierno.

En todos esos encuentros hubo siempre un “Gracias” muy grande escrito en el centro del proscenio y el mismo mandatario mexiquense se encargó también de expresar su agradecimiento a todos quienes apoyaron su gestión, igual a maestros que a servidores públicos federales radicados en el Estado de México, y por supuesto a quienes desde el Poder Legislativo federal impulsaron apoyos financieros para esta entidad.

Eso habla bien de Eruviel Ávila, pues hace público un gesto de humildad de quien sabe que no actuó solo, que los éxitos y los fracasos son resultado de la suma de esfuerzos, que en política no hay nada que se logre de manera aislada, que él puede ser un ser hábil y políticamente capaz, pero que es la participación del conjunto lo que verdaderamente acentúa lo hecho.

Bien por el gobernador, quien más allá de lo dicho en los discursos oficiales, siempre tuvo un dejo de humildad para reconocer que todos los ahí presentes fueron parte fundamental de lo que el Estado de México alcanzó en los recientes seis años, en los que hubo transformaciones importantes, no por obra del espíritu santo ni por él solo, sino por lo que muchos hicieron para conseguirlo.

El mejor ejemplo quizá fue precisamente el sector educativo, pues hay que recordar que a Eruviel Ávila Villegas le tocó el gran reto de la llamada reforma educativa, programa que significó una transformación radicar en la forma de ver el proceso de enseñanza-aprendizaje, mismo que, para bien o para mal, se basó en una revisión urgente al esquema laboral de los mentores.

No todos los maestros vivían de aviadores en el sistema educativos, hay, y mucho, miles, quizá millones, que tienen más que merecido el sueldo que devengan, porque todos los días entregan mucho de ellos mismos ante el grupo. Pero nadie puede pasar por alto que hay también quienes solamente cobraban plazas que nunca ejercieron, que vivieron muchos años a costa del presupuesto estatal y federal, sin ni siquiera aportar lo mínimo a la educación de algún niño.

Por eso es significativo el agradecimiento que Ávila Villegas ofreció a los maestros del Estado de México, a los que cobran en el sistema estatal y en el federalizado, porque esta es una de las pocas entidades del país, si no es que la única, que mezcla esos dos sistemas que son tan importantes que permiten hacer realidad el logro educativo cotidiano.

Más tarde el mandatario mexiquense dio también gracias a los delegados de las dependencias federales que operan en esta entidad, ante ellos destacó

mucho de lo realizado pero puntualizó que fue la unión de fuerzas, textual, lo que favoreció la prevención y el combate del delito, asunto que siempre se anotará entre los pendientes cuando se habla de logros de gobierno, y no es que no se haya hecho nada, por el contrario, se hizo mucho estos últimos seis años, pero parece que en esa materia siempre será insuficiente, así se haga mucho o poco.

Pero también el gobernador del Estado de México puntualizó lo alcanzado en materia de desarrollo social y combate a la pobreza, pues recordó que según los últimos indicadores disponibles, tanto del Consejo de Evaluación como del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, los mexiquenses avanzaron en el rubro de equidad social.

Es un gran reto cuando en esta entidad se habla de pobreza, primero, porque se debe tomar en cuenta que un 1 por ciento en cualquier indicador nacional en el Estado de México significan miles o quizá millones de personas, mientras que el mismo porcentaje en entidades como Aguascalientes o Tlaxcala no dejan de ser unos cuantos.

De ahí la importancia de subir uno que otro escalón en la lista de entidades con problemas de pobreza, porque cada punto que se avance significa en realidad que muchos, pero muchos, se logró sacarlos de esa condición social.

También hay que reflexionar que si bien siempre va a faltar mucho por hacer en ese sector, se debe de apreciar con buenos ojos lo logrado, lo que ya se puede palpar no con entregas aisladas de recursos como despensas, sino una mejor calidad de vida para quienes requirieron la intervención oficial de las instancias federales y estatales para aspirar a un mejor estatus.

Ante diputados federales y senadores, el mandatario mexiquense planteó que los legisladores mexiquenses han sido parte fundamental de la transformación del país entero, pues hay que recordar el peso específico de los mexiquenses en el Congreso de la unión, tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores, donde sus votos han sido cruciales para la toma de decisiones en asuntos que significativamente transformaron el estatus del país.

Recordar todo lo aprobado en los últimos seis años en la Cámara de Diputados o el Senado de la República sería algo más que complicado, pero solo por rememorar algunos asuntos tendría que destacarse nuevamente la reforma educativa, la última reforma fiscal y muchas de las medidas de tipo social que han dispensado mayores oportunidades de desarrollo para quienes menos tienen. Ahí radica la importancia del trabajo de los legisladores mexiquenses, el cual el gobernador Ávila Villegas agradeció de forma muy elocuente.

Finalmente, por la tarde, Eruviel se reunió con empleados adscritos a la Secretaría General de Gobierno, un verdadero ejército de servidores públicos que operan una de las áreas más sensibles para la armonía social: la política interior del Estado de México. A ellos les dio las gracias precisamente por contribuir a mantener el buen rumbo de los mexiquenses, y más allá de los éxitos en el sector, les dijo que lo más importante es que siempre trabajaron pensando en el colectivo, sin miramientos, sin minorías, sin hacer distinciones, porque en el Estado de México todos resultan importantes.

Los anuncios importantes

En el marco de las despedidas, el gobernador Eruviel Ávila Villegas hizo dos planteamientos políticos interesantes, dignos del análisis, el primero cuando se

refirió a la ceremonia del próximo 15 de Septiembre, cuando se rememore el Grito de Independencia.

Tradicionalmente esa ceremonia conlleva mucho de la transición gubernamental, pues cuando existe el cambio de mando en el Poder Ejecutivo del Estado de México se acostumbra a que el gobernador saliente llegue al Salón del Pueblo del Palacio de Gobierno portando el Lábaro Patrio, al cual se le rinden los honores correspondientes, para de inmediato entregarlo al gobernador entrante, a efecto de que sea el nuevo gobernador quien salga al balcón central y arengue en recuerdo al llamado del cura Miguel Hidalgo y Costilla.

A la entrega de la Bandera Nacional del saliente al entrante se le ha dado siempre el significado de la conclusión de un periodo de gobierno y el inicio del otro; sin embargo, parece que ahora las cosas podrían ser diferentes, al menos en el formato.

De acuerdo con lo que hizo trascender el propio Ávila Villegas, se coordinan los equipos de trabajo de los gobernadores, saliente y entrante, para que, por primera vez, pudiera rendirse un Grito de Independencia conjunto. Es decir, de concretarse, la noche del 15 de Septiembre del 2017 saldrían al balcón central del Palacio de Gobierno los dos: Eruviel Ávila Villegas y Alfredo del Mazo Maza.

Esta posibilidad no solamente rompería un protocolo establecido desde hace ya muchos años, sino que pretendería enviar un mensaje de unidad entre quien concluye y quien inicia la gestión gubernamental, haciendo patente que ambos están en la mejor sintonía, que trabajan juntos, y que están decididos a seguir de manera conjunta poniendo cada quien lo que le corresponda para la buena marcha de esta entidad.

Decía don Jesús Reyes Heroles que la forma es fondo y que el fondo es forma, y por lo que respecta a esa eventual posibilidad de un cambio significativo en el formato del Grito de independencia, y en el propio de la transición gubernamental, se podrían enviar mensajes políticos muy importantes, sobre todos para quienes creen y apuestan a que la llegada de Alfredo del Mazo significará una cacería de brujas en contra del Grupo Valle de México o Grupo Ecatepec, que encabeza por supuesto Ávila Villegas.

El mensaje cifrado sería que no hay rompimiento, que no habrá persecución y que, por el contrario, se plantea la continuidad como línea de acción para favorecer que no se presente un alto y siga que pudiera implicar algunas semanas o meses de estática política, misma que podría representar todo un riesgo.

Aunque pareciera cosa de película de espías, se debe comprender que el riesgo está presente, porque dar lugar a pausas, a vacíos, a estatismos, puede favorecer que alguno se quiera poner “listo” y desestabilizar la frágil estabilidad política que impera en la entidad, de ahí la importancia de enviar este mensaje que, por sencillo que parezca, puede tener un efecto muy importante para la buena marcha de la entidad. Ojalá que así sea.

Por último, hablemos del segundo mensaje. Cuando se reunió con el sector educativo mexiquense, el gobernador señaló que a partir del 16 de septiembre “se incorporará a las filas de la ciudadanía, para respaldar al gobierno entrante”.

Ojo con la expresión: primero, prácticamente Ávila Villegas se está haciendo a un lado en el póker político en el que alguna vez se le mencionó como

aspirante a contender por la candidatura de su partido, el Revolucionario Institucional, a la Presidencia de la República.

En segundo término, hay que observar que al decir que se incorporará a las filas de la ciudadanía, dejó en claro que su futuro no está en ningún espacio del gobierno federal o del propio instituto político al que pertenece, sino que sus planes, al menos en lo personal, se dirigen hacia el reencuentro con aquello que se deja de hacer cuando uno se sube a un ritmo de trabajo como el que él asumió los últimos seis años.

El camino no se acaba con un cargo público, siempre hay más delante de quienes saben conquistar el futuro, y en el caso de Eruviel Ávila Villegas hay que reconocer que se trata de un hombre de bien, siempre bien intencionado, quien supo surgir de la parte más baja del estrato social para llegar quizá a la posición política más importante de su municipio y luego de su estado, por lo que si fue capaz de ese desarrollo político, podemos estar seguros que será capaz de volver a hacerlo por algo más importante. Ojalá así sea.

La última y nos vamos…

Mientras que en la trinchera eruvielista el sentido es de despedida, agradecimiento y fin de un periodo importante en la vida de un político, en la casa de los delmacistas todo es acelere, todo es apuesta al futuro, y, quizá lo peor, canibalismo político.

Dicen quienes por ahí se mueven que las cosas no están definidas todavía en cuanto a la integración del gabinete que acompañará al próximo mandatario mexiquense, a pesar de que en los últimos días ya algunos “simpáticos” han tomado como “deporte” la especulación y la filtración de listas donde supuestamente se anota a quienes ocuparán carteras de primer nivel el próximo gestión.

Tan es cierto que todavía no hay definiciones absolutas, que se han presentado casos de algunos políticos “calientes” y “acelerados” que ya se daban por hecho en algunas posiciones claves, y que incluso se presentaron a las oficinas del gobernador electo a preguntar que cuánto iban a ganar. Así de desfachatados.

Prudencia, prudencia y más prudencia, es lo que se recomienda sabiamente en este tipo de casos, hay que dejar que las aguas tomen su nivel, que las decisiones se tomen, que sea el propio gobernador electo quien asuma las decisiones y que tome el teléfono para avisar de sus designaciones a quienes realmente sean los favorecidos, antes no, antes nadie debe adelantarse, porque si lo que pretenden es “presionar” a su favor, creo que están muy equivocados de táctica. Así no es. No por mucho madrugar, amanece más temprano. ¿O no

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.