Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

¿Nuevos tiempos?

 

Hay quien confunde la magnesia con la gimnasia y eso es lo que parece está sucediendo en buena medida en la conformación del renovado Poder Legislativo del Estado de México, porque una cosa es que los diputados que hoy tienen el control pretendan ser “diferentes” y otra muy distinta es que no adopten las formas.

Me refiero específicamente a la notoria ausencia ayer, 13 de septiembre, de las cabezas del Poder Legislativo estatal en la ceremonia conmemorativa de la gesta de los Niños Héroes de Chapultepec, donde se dieron cita los titulares de los Poderes Ejecutivo y Judicial, y los únicos que no acudieron fueron el presidente de la Junta de Coordinación Política y/o la presidenta de la actual mesa directiva de la LX Legislatura local.

¿Es protocolo? Quizá, y tal vez por ello para los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional que presiden los órganos de gobierno de la Legislatura local eso no sea importante; sin embargo, dicen que la forma es fondo y habría que revisar si, como dicen, “lo cortés no quita lo valiente”.

Los diputados de Morena ausentes de los actos cívicos de la entidad. ¿Lo invitaron o lo les valió queso?

¿Será que la para nueva izquierda que hoy domina las esferas de gobierno los Niños Héroes no son lo suficientemente importantes como para destinar una hora de su valioso tiempo para acudir a una ceremonia que al menos para el resto de los mortales de este país es importante porque en ella se entremezclan valores patrios que dan orgullo y vigencia a nuestros iconos nacionales?

Tal vez no le explicaron al señor presidente de la Junta de Coordinación Política ni a la presidenta de la mesa directiva de la LX Legislatura local esa parte de sus “obligaciones” cívicas, o quizá ellos no lo toman en cuenta.

Tendremos que esperar quizá al 21 de marzo próximo, cuando se celebre el aniversario del natalicio del ex presidente Benito Juárez García para ver si esa fecha sí es significativa para los legisladores del Movimiento de Regeneración Nacional, dado que, al menos para su líder nacional, el hoy Presidente Electo de los Estados Unidos Mexicanos, el oaxaqueño representa algo así como la máxima figura de la política nacional.

Quizá las ceremonias cívicas quitan el tiempo a los servidores públicos, tal vez tengan razón, pero alguien debería explicarles que inculcar valores patrios a las nuevas generaciones es parte fundamental de los cimientos de la educación de las nuevas generaciones.

Comprendo perfectamente el mensaje directo e indirecto que estarían mandando hacia los Poderes Ejecutivo y Judicial, algo así como “nosotros somos aparte”, pero si se supone que hace apenas unos días estiraron la mano y plantearon una relación armónica y de respeto, pues bien podrían pensar que también este tipo de detalles dicen mucho de la relación entre Poderes y, sobre todo, del respeto que se tiene o no se tiene hacia los principios patrios en los que fuimos educados la mayoría de los mexicanos.

 

Al paredón los secretarios

 

Hablando de don Maurilio Hernández, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Legislatura local, ayer, en entrevista, anunció que, de entrada, los diputados locales llamarán a comparecer ante los legisladores a los secretarios de Finanzas, Salud y Seguridad, así como al Fiscal General de Justicia, como parte de la glosa del primer informe del gobernador Alfredo del Mazo Maza.

Podrían ser más, dijo don Maurilio, a reserva de que el resto de los grupos parlamentarios tengan interés en convocar a algún titular de otro sector de la administración pública mexiquense, pero de entrada van a ser esos.

Gabriel O´Shea Cuevas, secretario de Salud, tiene mucho qué explicar ante los diputados mexiquenses sobre la parálisis que se vive en clínicas y hospitales.

El objetivo, se entiende, es ir a los temas coyunturales que hoy privan en el ambiente político de la entidad, porque cualquiera entiende que los asuntos de dinero, la parálisis que hoy existe en el Sector Salud, y la falta de respuesta a los mexiquenses en materia de Seguridad, son los asuntos torales que interesan a todos los habitantes de esta entidad.

De hecho, el planteamiento de la mayoría legislativa mexiquense, o sea el Movimiento de Regeneración Nacional, tiene como base el diagnóstico que traen de la reciente campaña proselitista que hicieron en mayo y junio como candidatos a diputados, en el cual exactamente las principales preocupaciones de los mexiquenses son: seguridad, salud y gasto público, en ese orden descendente, precisamente.

Hasta donde se sabe, los de Morena alistan armas para dar una “cálida” bienvenida a los titulares de esas áreas. Al secretario de Finanzas le van a dar una “espulgada” para tratar de sacar a relucir hasta dónde ha ido a parar el último peso del recurso público que se ejerció durante el primer año de la administración estatal, así como advertirle que, a partir del próximo año, el gobierno mexiquense tendrá que ser todavía más capaz de hacer más, o por lo menos lo mismo del primer año de gestión, pero con prácticamente el 70 por ciento de los recursos que tuvieron a disposición entre el 15 de septiembre de 2017 y la misma fecha del actual año.

Ahí el debate será respecto a dónde se va a recortar, qué es prioritario y qué no lo es cuando se habla de gasto público en el Estado de México, y qué va a hacer el Poder Ejecutivo para cumplir la meta de austeridad que impera ya en este país, aún antes de que se siente en la Silla del Águila el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Si el secretario de Finanzas del Gobierno del Estado de México desea salir bien librado de la comparecencia ante los diputados mexiquenses, será mejor que llegue con un Plan de Austeridad bajo el brazo, pero perfectamente definido de dónde, cuánto y cómo se va a recortar, para que no se quede nada de lo prioritario “descobijado”, pero que se dé tranquilidad a quienes ahora ya son conocidos como los diputados “manos de tijeras”.

Por lo que hace al Sector Salud, pues no es necesario ser adivino para entender que los diputados de Morena van con todo para esclarecer qué pasó en el Instituto de Salud del Estado de México, dónde quedó el dinero, quién se lo llevó, por qué los hospitales mexiquenses están paralizados y, quizá lo más importante, qué se va a hacer para sacarlos de la terrible situación en la que han caído.

El secretario Gabriel O´Shea Cuevas va a enfrentar una verdadera jauría, y créanme que él es el menos responsable de lo que ahí pasa, pues cuando él llegó la crisis ya estaba desatada, la “caja de Pandora” ya la habían abierto, y por supuesto las circunstancias para enfrentar ese presunto desfalco financiero no están en sus manos para resolverse.

De ahí que quizá lo más importante sería aprovechar ese deseo que priva entre los diputados de Morena por aclarar esa situación, y, de paso, pues dar pauta a que algo de lo mucho que piensan recortar los diputados de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial pudiera convertirse en algo así como el “Fobaproa de Salud” y se haga algo verdaderamente de fondo para rescatar nuestras pobres clínicas y hospitales.

Finalmente, en el asunto de Seguridad, a Maribel Fernández quizá le toca bailar con la más fea, porque las cosas en ese sector son un amplio y complejo catálogo de causas las que están repercutiendo. Si las cosas se hacen bien o mal hoy en la Secretaría de Seguridad del Estado de México, quizá ni sea culpa de ella, porque la situación nacional priva y pega de manera demencial en ese sector.

Es poco lo que puede hacer una instancia de policía preventiva cuando no existe articulación real entre los demás órganos de persecución del delito, y más aún cuando éstos parecen niños de pecho frente al tamaño de la delincuencia, ante el armamento que los malos portan y ante el gran desarrollo que lamentablemente las conductas antisociales alcanzan hoy en un amplio sector de la sociedad.

Ahí lo único que puede hacerse, como me decía siempre ni gran amigo Toño Ortega, pues es “aguantar callado”, masticar chicle o algo mejor para no sentir tan duros los trancazos, porque en realidad ni los “súper poderes” de los diputados de Morena se me hacen suficientes para acabar de la noche a la mañana con un asunto tan delicado y complejo como la inseguridad, no solo en el Estado de México, sino en el país en general, pero de eso se van a dar cuenta a partir del 1 de enero del 2019, cuando sean los de ese partido los responsables de esa encomienda a nivel federal.

 

Comenzaron los cambios en el gabinete

 

Hablamos ayer de posibles cambios en la estructura gubernamental del Estado de México, y, como lo señalé en su oportunidad, “son rumores, son rumores”, pues parece que nada de lo que muchos adelantamos fue muy claro, al menos por el momento.

Ayer en la tarde-noche el gobernador Alfredo del Mazo tomó ya protesta a tres nuevos miembros de su gabinete legal. Se trata de las designaciones en las secretarías de Turismo, Trabajo y Desarrollo Social, de las cuales se había hablado, pero en menor medida.

Rindieron protesta Martha Hilda González Calderón, como Secretaria del Trabajo; Aurora González Ledesma, como titular de la Secretaría de Turismo, y Darío Zacarías Capuchino, al frente de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro).

Designa el gobernador nuevos titulares de Turismo, Desarrollo Agropecuario y Trabajo. Regresa Martha Hilda González Calderón a la administración pública estatal.

Martha Hilda González Calderón llegará a la secretaría del Trabajo luego de la derrota electoral del pasado 1 de julio, cuando compitió por una diputación. Detrás de ella arrastra una amplia experiencia en la administración pública en la que destaca ser alcaldesa de Toluca, pero, sobre todo, una formación muy sólida como jurista, la cual seguramente la sacará delante de este nuevo reto en su trayectoria profesional.

Hago aquí un reconocimiento personal a la licenciada Martha Hilda González Calderón, porque es la única ex candidata a un cargo público que tuvo la entereza para regresar a nuestra redacción, en Corporativo Puntual, horas después de la derrota, para compartir con nosotros su sentir, su estado de ánimo y hasta parte de sus sentimientos, como la gran mujer que es.

Personas de ese tamaño, con el valor bien puesto donde debe ser, quien antepone principios y lealtades a situaciones coyunturales, son las que verdaderamente se necesitan en la política mexiquense, y, sobre todo, en una administración pública encabezada por un gobernador al que le sobran ganas y talento, pero que también necesita un equipo de colaboradores de su misma dimensión para enfrentar los crecientes retos de esta entidad.

Por su parte, Aurora González Ledesma llega a la secretaría de Turismo, la cual no ha tenido muy buenos tiempos en los años recientes, lamentablemente ha sido camino de paso para varios que siempre buscaron otros rumbos y la tomaron simplemente como trampolín político, y lamentablemente esta entidad aqueja los efectos de no poder potenciar todo lo que tiene que ofrecer a los visitantes nacionales y extranjeros.

Finalmente, el caso destacado, desde el punto de vista político, es el de Darío Zacarías Capuchino, quien será a partir de esta semana secretario de Desarrollo Económico, responsabilidad en la que será muy aprovechable la amplia experiencia que tiene en el sector rural de este país, por lo que seguramente habrá resultados rápidos a favor de los campesinos mexiquenses.

A Zacarías Capuchino no hay mucho que platicarle del campo, lo conoce desde que nació y se mueve en él como pez en el agua, lo único que habría que observar es que su nombre se manejó en los últimos días, pero como aspirante a la presidencia estatal del Partido Revolucionario Institucional.

Y si la opción era PRI o SEDAGRO, pues que inteligente se vio Zacarías Capuchino, porque las cosas en el Revolucionario Institucional no están nada fácil para nadie, y en cambio en la secretaría de Desarrollo Agropecuario tiene como el 80 por ciento ya ganado, pues no tendrá que ir a aprender nada que no sepa, lo trae en las venas, e incluso sus atributos políticos son muy aplicables, pues el sector agrario, además de verse desde el punto de vista productivo, debe tratarse con gran sensibilidad política.

Así es que estos son los primeros movimientos que se registran en el gabinete del gobernador Alfredo del Mazo Maza. Si habrá o no más sustituciones, sólo el titular del Ejecutivo mexiquense lo sabe, así es que dejemos de especular.

 

La última y nos vamos…

 

Por favor alguien que le avise al secretario general del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), Abraham Saroné Campos, que tiene en sus manos una bomba de tiempo.

Las cosas se están poniendo muy feas en el proceso de renovación de la dirigencia estatal del gremio de los mentores, por lo que un paso en falso puede ser mortal, como cuando en el circo se sube el intrépido a la cuerda floja.

Hablamos hace días de lo “guanguito” que se observa el mentado Órgano Electoral Independiente que tiene a su cargo el proceso de elección de la nueva dirigencia del sindicato que agrupa a más de 100 mil maestros mexiquenses, y como tal ya ocurrió que su función verdaderamente se está complicando.

Se le “hizo bolas el engrudo” al Órgano Electoral Independiente del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México.

La convocatoria que emitieron para la elección del próximo dirigente magisterial, de cuya emisión, por cierto, solo ellos se enteraron, está tapizada de candados con lo que se pretende limitar la participación de grupos no afines al grupo de poder que ha detentado ese sindicato desde hace varias décadas.

Antes, los maestros inconformes se callaban, se alineaban y se amolaban. Hoy las cosas son distintas, hay un amplio sector de ese magisterio mexiquense que ya no comulga con ese grupo de poder, y como tal hará valer su fuerza, más cuando han sido cobijados abiertamente por el Movimiento de Regeneración Nacional, partido político que es evidente que tiene muchísimas ganas de llevarse a sus filas quizá al sindicato más importante de estas tierras.

Jugar limpio debería ser el único objetivo de quienes tienen la responsabilidad de este proceso, porque si intentan meter la mano a favor de los intereses de alguien seguramente se les va a quemar.

No están los tiempos como para generar un enfrentamiento entre el magisterio estatal por asuntos políticos, así sean de política interna de su sindicato.

Los profesores mexiquenses son muy respetables en la toma de sus decisiones, y como tal deben ser vistos, hacerlo de una manera distinta puede encender pólvora innecesaria, lo cual podría derivar en niños sin clases, calles abarrotadas de maestros manifestándose y otro tipo de cosas como paros y tomas de escuelas e instalaciones públicas diversas que en realidad no le conviene a nadie.

Parece que los que se creen dueños de ese sindicato no se han dado cuenta que se viven tiempos distintos, épocas de sana convivencia entre grupos y formas de pensar distintas, y si ya llegó el tiempo de entregar el poder, sería más digno hacerlo en paz y sin generar a este estado un nuevo problema. Ya tenemos suficientes.

Ni yo ni muchos tenemos un favorito. En lo personal me vale queso quién sea el próximo secretario general del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, pero lo que sí es de mi incumbencia es que no por tratar de arrebatar el botín de esa central de trabajadores, vayan a terminar derramando y pisoteando lo bueno que aún queda de esa organización gremial. ¿O no?

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).