Visión Puntual

Por: José Contreras Contreras

Mal día para Martínez Carbajal

 

Un verdadero festín se dieron los diputados, sobre todo los de los partidos de izquierda, con el secretario de Movilidad del Estado de México, Raymundo Martínez Carbajal, a quien lo menos que le pidieron es que renuncie, que deje ese cargo, si no puede con él, que permita que venga alguien que verdaderamente sepa del tema, para que responda a las necesidades de más de 9 millones de usuarios regulares del servicio de transporte público en la entidad.

En el peor de los descaros, Martínez Carbajal llegó al pleno de la LX Legislatura mexiquense, donde compareció con motivo de la glosa del primer informe de labores del gobernador Alfredo del Mazo Maza, con la solicitud de más dinero para su dependencia, argumentando que solamente de esa manera podrá concretar los estudios que le faltan para llevar a cabo el programa de reordenamiento del transporte público de pasajeros que tanto hace falta.

Reconoció públicamente que, antes de él, hubo ya 12 intentos de reordenamiento en el transporte público del Estado de México, y dijo que todos fracasaron, pero aseguró que el de él sí va a dar resultados, solo pidió como plazo “hasta agosto del próximo año”, o sea 2019, para que los mexiquenses puedan tener un sistema de transporte seguro, limpio y ordenado.

“Yo les pido una oportunidad” para concretar el reordenamiento que llevamos a cabo, dijo Raymundo Martínez Carbajal ante los diputados que solamente expresaron una mueca de incredulidad ante lo que estaban escuchando.

Vapuleado por los diputados el secretario de Movilidad, Raymundo Martínez Carbajal, prácticamente lo desecharon y le pidieron la renuncia.

El titular de Movilidad llenó la sala de plenos de la Cámara de Diputados local con cifras, números sobre supuestos avances en el reordenamiento del transporte, e incluso se atrevió a decir que “bajaron los delitos que se cometen a bordo de las unidades de transporte público”, lo cual, por supuesto, fue agriamente cuestionado por los diputados del Movimiento de Regeneración Nacional, que son mayoría absoluta, así como del Partido del Trabajo, Encuentro Social e incluso del Partido de la Revolución Democrática.

Los legisladores del Partido Acción Nacional asumieron una actitud un poco más conciliadora, pero no por eso dejaron de cuestionar el por qué se pide tantos requisitos y dinero a los concesionarios del transporte público, y a cambio se les brinda nula atención cuando ellos van a las ventanillas a tratar de revalidar sus permisos o a realizar cualquier tipo de trámite ante esa autoridad.

Martínez Carbajal, quien, hay que recordar, según su currículum es ChTP, o sea “Chingón Para Todo”, pues lo mismo ha sido secretario de Educación que diputado local y lo que se les ocurra, intentó argumentar la solicitud de más dinero para su secretaría, aunque desde la bancada del Partido del Trabajo lo callaron diciendo que el presupuesto se asigna con base en los resultados, y que, en su caso, pues no hay resultados que avalen ni siquiera el presupuesto que ya tiene asignado, mucho menos la solicitud de más recursos económicos.

Fue una situación bastante incómoda en realidad para el titular de Movilidad de esta entidad, quien provocó la reacción negativa de los legisladores, quienes incluso ante otros rubros igualmente difíciles, o más difíciles, como la seguridad pública, incluso se han visto conciliadores y, en su oportunidad, tendieron la mano con la intención de trabajar conjuntamente por mejorar los resultados.

Pero en esta ocasión no fue así, y se entiende porque cualquiera puede observar que el transporte público de pasajeros en esta entidad es verdaderamente un caos, como lo dijo el diputado de Morena, Tanech Sánchez Ángeles, quien de plano le expresó que “en el Estado de México se viola todos los días el Derecho a la Movilidad de millones de personas, porque el sistema de transporte público es ineficiente, caro, inseguro, contaminante y está pésimamente organizado”.

No sé en qué vaya a acabar el enfrentamiento entre la autoridad mexiquense de Movilidad y los diputados, pero lo que es un hecho es que Raymundo Martínez Carbajal ha sido vapuleado en una glosa del primer informe de labores que había transcurrido con mucha altura, incluso con cierto aire consecuente, así como para no entrar en conflictos, pero es evidente que el trabajo de esa dependencia no está siendo bien calificado por nadie.

Si el Ejecutivo estatal le da la “oportunidad” que Martínez Carbajal solicitó para llevar a buen puerto su programa de reordenamiento del transporte público, vamos a ver si hay paciencia suficiente del Poder Legislativo para ver resultados hasta el mes de agosto del próximo año, y, si no, pues tal vez tome el consejo de los legisladores que le pidieron que, si no puede, mejor renuncie.

 

Se agita el Sistema Estatal Anticorrupción

 

Parece que fue hace unos días cuando se eligió al ex rector de la UAEM, José Martínez Vilchis, como cabeza del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción; sin embargo, no es así, ya incluso se abrió la convocatoria para refrescar ese organismo, el cual, por cierto, al menos hasta el momento, no ha trascendido como se quisiera, quizá en buena medida porque no hay resultados espectaculares que avales siquiera su creación y menos mantenerlo.

Para la elección de quienes integran ese Comité se hizo en su oportunidad un proceso minucioso de presentación de candidatos, su evaluación, calificación y designación, pero hasta ahora parece que el agua se quedó hasta ahí, como si ese mismo proceso hubiera representado gran desgaste y ahí se les hubieran acabado las fuerzas.

Lo cierto es que ya se emitió la convocatoria para conformar al selecto grupo que tendrá a su cargo la designación del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Estatal Anticorrupción, donde contará mucho la experiencia, preparación y el compromiso que los aspirantes guarden con la sociedad a la que se le debe responder en esa delicada tarea de luchar contra uno de los peores cánceres que enfrenta este país: la corrupción.

Ramón Cuevas Martínez, un buen prospecto para el Sistema Estatal Anticorrupción.

Empiezan a barajarse cartas de posibles sucesores del Doctor José Martínez Vilchis, entre ellos, y a quien se le ve con buenos ojos por sus logros y resultados en la administración pública, además de su preparación académica y respaldo de la máxima casa de estudios de la entidad, es al especialista en Innovación Gubernamental, el maestro Ramón Cuevas Martínez.

Cuevas Martínez actualmente despacha desde el municipio de Metepec, donde, por cierto, mucho ha contribuido en la obtención de múltiples premios a nivel nacional, producto de la tarea que realiza el también consultor direccionando la política pública del alcalde.

Ramón Cuevas es responsable de un área estratégica de la administración pública a la que se denomina Gobierno por Resultados, la cual se encarga de la sistematización de la tarea pública, llevar al día los indicadores de resultados hacia la población, todo aquello que la ciudadanía demanda, el seguimiento, y el cómo se responde a cada uno de los retos que el gobierno municipal enfrenta.

Quien sabe de administración pública entiende que en la actualidad no se puede ni se debe gobernar un municipio, un estado o un país por ocurrencias, sino que es a través de la sistematización del servicio público como se proyectan metas y se alcanzan resultados, y en esa tarea Ramón Cuevas Martínez es un verdadero especialista.

Quizá eso es lo que le está haciendo falta al Sistema Estatal Anticorrupción, sistematizar su tarea, proyectar, fijar metas y trabajar con todos los recursos materiales, financieros y humanos para alcanzar esos objetivos. De ahí lo importante que resultaría contar con alguien como Cuevas Martínez en ese nuevo organismo.

Todavía falta mucho camino por recorrer, se trata de un proceso largo en el cual, desafortunadamente, también se atraviesan intereses políticos, personales y de grupo, de esos que a veces descarrilan los buenos objetivos con los que fue creado el Sistema Estatal Anticorrupción.

Sin embargo, la idea es que se cuente con los mejores hombres y mujeres en esa tarea, y pues ahí está un cuadro verdaderamente probado que bien podría dar rumbo y certidumbre a esa instancia que ya quisiéramos que funcionara a toda su capacidad, por el bien de muchos empresarios y ciudadanos de a pie que todos los días se enfrentan al monstruo de mil cabezas que se llama corrupción.

 

Base Magisterial con un gran compromiso

 

Los profesores mexiquenses fueron a las urnas el domingo pasado para elegir al próximo Comité Ejecutivo del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, en un proceso que tuvo de todo, desde el inicio hasta su concreción, con la votación, plagado de dimes y diretes que en determinado momento ensució lo que tendría que ser una decisión exclusivamente gremial.

Primero se vivió el intento de intromisión de los partidos políticos que pensaron que en el Sindicato de Maestros podrían recuperar o sumar glorias a sus trincheras, afortunadamente la mayoría de esos intentos se frenaron y se pudo sacar más o menos limpio el proceso de integración de las planillas, al menos sin la mano tan franca de fuerzas políticas.

Luego fueron los dirigentes del mismo sindicato, como Trinidad Franco Arpero y Héctor Hernández Silva los que quisieron meterse en un asunto que ya no es de su incumbencia, primero porque están jubilados, y, segundo, porque ellos ya forman parte de un pasado que se debe superar con otra forma de hacer sindicalismo.

Pese a todo, las cosas se llevaron a buen puerto y en la elección del domingo no se presentaron incidentes relevantes, como del tamaño para provocar una anulación o cancelación del proceso. La elección fue limpia, tranquila y participativa por una importante mayoría de los aproximadamente 100 mil docentes estatales que tenían derecho a voto.

Las urnas abrieron al filo de las nueve de la mañana y para la tarde, a eso de las 18:00 horas, cerraron sus puertas los centros de votación, con lo que comenzó la nueva etapa del proceso, que es precisamente la del conteo de los sufragios que darán paso al ganador de la contienda.

Desafortunadamente, al menos hasta el cierre de esta columna, al filo de las 19:00 horas de este lunes 8 de octubre, el Órgano Electoral Independiente, que es la instancia que tiene en sus manos la elección del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, no había hecho pronunciamiento oficial alguno para anunciar quién ganó formalmente la contienda.

José Manuel Uribe Navarrete, luego del triunfo, el gran reto de encabezar a más de 100 mil maestros mexiquenses.

Sin embargo, la contabilización preliminar de las actas de escrutinio, las que se llenaron en cada casilla, dan como resultado un triunfo amplio de la planilla Base Magisterial, que impulsó como su candidato a la Secretaría General del SMSEM al profesor José Manuel Uribe Navarrete.

Una vez que se confirme este resultado, se dará un paso importante para el magisterio  mexiquense, pues José Manuel resulta una opción que romperá esquemas prestablecidos en esa central de trabajadores de la educación, pues, para comenzar, no es “toluco”, se trata de un profesor de carrera, de Nezahualcóyotl, uno de los municipios de mayor representatividad en la actual integración del mismo Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, pues nada más habría que contar cuántas escuelas estatales hay en Neza, y así sabríamos que es una de las localidades que más aporta a ese sindicalismo.

Otra cualidad relevante de Uribe Navarrete es que es verdaderamente joven, representa a una nueva generación de profesores que afortunadamente se han desligado de ese viejo esquema autoritario e impositivo, es más conciliador, convencido de los esquemas democráticos y, sobre todo, del diálogo como principal estrategia para alcanzar acuerdos.

José Manuel Uribe seguramente encabezará una transformación relevante para el sector educativo, ahora que éste atraviesa un momento tan importante de definiciones, con un gobierno federal que parece dispuesto a no dejar piedra sobre piedra de la llamada Reforma Educativa que impulsó el gobierno de enrique Peña Nieto, y de un aparato estatal que lleva su propia lucha por mejorar los niveles de calidad sin sacrificar las condiciones laborales de los profesores.

En medio de esta lucha de fuerzas e ideologías, también hay que tomar en cuenta como factor a la recién aprobada Ley de Seguridad Social del Estado de México, o “Ley Issemym”, como la conocen la mayoría, porque se trata de un asunto que les causó mucha comezón a los profesores mexiquenses, y que fue también una de las principales banderas de Uribe Navarrete en su camino hacia la dirigencia del Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México.

Esperemos pues que se oficialice el triunfo del candidato de la planilla Base Magisterial, y que llegue el momento del cambio de administración en ese importante sindicato, para ver a toda su capacidad a este maestro de Nezahualcóyotl que tiene todo para demostrar que es mucho más que un buen orador, capaz de mover masas, sino un maestro verdaderamente comprometido con las causas de los suyos, que puede hacer las cosas diferentes y anteponer los derechos de los profesores por encima de cualquier interés personal o de grupo.

 

La última y nos vamos…

 

Luz María Zarza Delgado se fue de la oficina del Abogado General de la Universidad Autónoma del Estado de México, con todo y su proyecto de reforma a la Ley de la UAEM bajo el brazo.

Derrotada por su propia falta de capacidad de conciliación y diálogo, autoritarismo y falta de humildad, dicen que se refugiará en el jurídico de Petróleos Mexicanos (PEMEX), con una nueva estructura dominada por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en el gobierno federal que encabezará Andrés Manuel López Obrador.

Las malas lenguas dicen que Zarza Delgado le quedó mal a todos, incluso al ex gobernador Eruviel Ávila Villegas, tan mencionado recientemente por su presunta relación con el desvío de dinero en la Secretaría de Salud del Estado de México, quien la habría recomendado al rector de la UAEM para integrar y sacar adelante la reforma a la Ley de esa institución que lo habría de colocar a la “vanguardia” nacional entre las universidades del país.

Luz María Zarza Delgado, en caída libre, arrastrada por el debilitamiento de Eruviel Ávila Villegas.

Y ni armó bien la propuesta de reforma a la Ley de la Universidad Autónoma del Estado de México, ni mucho menos logró los “amarres” políticos necesarios para su aprobación, a grado tal que los propios diputados priistas de la pasada Legislatura, donde eran mayoría, rechazaron apoyarla en su intentona por avalar, por ejemplo, la elección consecutiva en el cargo de rector y de directores de facultades y centros de investigación, entre otras “preciosuras”.

El debilitamiento del grupo político de Eruviel Ávila Villegas es un hecho, poco a poco lo mejor de sus alfiles está dando muestra de falta de cimientos y se están viniendo abajo.

Lamentablemente ese tipo de situaciones políticas están repercutiendo negativamente en la máxima casa de estudios de la entidad, donde el rector Alfredo Barrera Baca ha tenido que dar un auténtico “volantazo” para rehacer su gabinete, y desde ahí tratar de dar viabilidad a un proyecto que en lo político no ha resultado como él lo hubiera deseado.

Las cosas en la UAEM no marchan del todo bien, se vive una crisis financiera que no es necesario ser ni genio ni adivino para darse cuenta de ella, y si no me creen, solamente revisen el último comunicado o anunció que emitió la Dirección de Programación y Control Presupuestal, sobre Restricción de Cuentas.

“De acuerdo con la situación económica que se presenta, y atendiendo las restricciones presupuestales que derivan, a partir del 1 de octubre del año en curso, quedan restringidos los siguientes gastos: arrendamiento de mobiliario; cafetería (únicamente agua), papelería impresa, marcos, molduras y placas; chapas y llaves; representaciones; artículos de ferretería”, se lee en el comunicado difundido por la página de internet de la propia institución.

Los clásicos del periodismo hubieran cabeceado la nota como “A pan y agua en la UAEM”, o más bien, solamente a pura agua, porque ya ni para galletas hay permiso de gastar. ¿O no?

 

 

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.