VISIÓN PUNTUAL

Por: José Contreras Contreras

El regreso de Juan Ro

Ahora resulta que nuestro célebre ex presidente municipal de Toluca fue dominado por el lado oscuro de la fuerza y de derechista pasará a izquierdista, pero no en la izquierda tradicional, sino en la conversa, en esa que de plano da miedo, ahí donde están todos los prófugos del Revolucionario Institucional ahora convertidos en enemigos casados del sistema al que antes pertenecieron.

La declaración del representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ricardo Moreno Bastida, en torno a hacerse a un lado en la competencia por la “coordinación municipal” de Morena, que no es otra cosa que la precandidatura a la presidencia municipal de Toluca, para dar paso libre a Juan Rodolfo Sánchez Gómez, no solo sorprende, sino que llena de dudas sobre hasta dónde estarán las negociaciones entre los grupos políticos con tal de hacer algo por ganar en la capital mexiquense.

Hasta donde se sabe, Juan Rodolfo Sánchez Gómez, ex presidente municipal de Toluca, es y sigue siendo uno de los máximos valores del Partido Acción Nacional en la ciudad de Toluca. Se entiende que pertenece a una de las familias de mayor tradición en la derecha de la capital mexiquense y que como tal en su oportunidad llegó a ser alcalde de la localidad.

Sin embargo, ahora se supone que podría regresar a la actividad política con el único interés de volver a ser presidente municipal, pero bajo las siglas del Movimiento de Regeneración Nacional que encabeza el casi tres veces candidato a la Presidencia de la República, Andrés Manuel López Obrador.

Esto deja muy claro que en este momento no hay siglas, y mucho menos principios ideológicos, que lo único que interesa es ganar por ganar, arrebatar a quien lo tenga el poder para, con él en las manos, hacer y deshacer de lo lindo, sin importar cuál sea el objetivo político.

Algo así es lo que demuestra Juan Rodolfo Sánchez Gómez, a quien tantas veces escuché calificar de reaccionarios y populistas a los seguidores de Andrés Manuel López Obrador. ¿Será que él mismo está a punto de convertirse en reaccionario y populista? O ni siquiera eso le importa con tal de explorar una mínima posibilidad de regresar al poder político de la capital mexiquense y sacar más de lo que ya lo hizo en ocasión anterior.

No sería nada malo para los habitantes de Toluca si este asunto estuviera en manos de algún buen político, de alguien que hubiera realmente hecho algo a favor del desarrollo económico, político o social de la capital, pero, en este caso en específico, el recuerdo de las gestiones panistas no solamente no es grato, sino que es ingrato para nuestros conciudadanos.

Hoy todavía tenemos huellas indelebles de esa administración municipal, y como un ejemplo tendríamos que recordar la denuncia que otra panista, Mónica Fragoso Maldonado hizo sobre la administración de juan Rodolfo Sánchez Gómez, sobre quien presentó pruebas documentales sobre flagrantes irregularidades financieras.

El asunto le costó a Mónica Fragoso Maldonado que la corrieran del Partido Acción Nacional por exponer a otro militante, sobre todo, distinguido militante, pero es una prueba evidente de que las cosas no se hicieron bien en la gestión de Juan Rodolfo Sánchez Gómez, lo que evidentemente no le huele nada bien a los potenciales electores mexiquenses, específicamente a los de Toluca, quienes ven en él simplemente el regreso de los manejos turbios que pusieron en entredicho el desarrollo de esta localidad.

Dicen, los que saben, que con Morena, con Acción Nacional o con cualquier otro partido político, Juan Rodolfo Sánchez Gómez no será otra cosa más que más de lo mismo, el mismo estilo, la misma fórmula: lo más áspero del Opus Dei disfrazado de cordero. Nada más.

Deja un comentario

Nombre y Correo obligatorios (Tu correo electrónico no será visible).

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.